Es tiempo de…

WhatsApp Image 2018-10-14 at 23.58.12Dad gratis lo que habéis recibido gratis.
Así despegábamos desde Madrid y de la misma forma nos recibía Ayolas… las cosas del Evangelio, siempre dando luz a lo importante.
La vida en Ayolas va a un ritmo distinto al que estaba acostumbrada en casa, empecé a dejar la organización, la agenda, el reloj, las prisas, para dar paso a la improvisación, al dejarse llevar por lo que va surgiendo y a adorar los cambios de planes porque siempre traían buenos momentos.
Hoy, de camino para Madrid para la última convivencia del voluntariado, trato de poner palabras a todo lo que he aprendido allá, pero la única certeza que tengo ahora mismo es que he sido feliz y me llevo el corazón lleno de nombres, de rostros e historias, he vuelto desbordada por tanto bueno… Tanto que necesito compartir y contarle al mundo lo que pasa a un océano de distancia, lo bonito de la sencillez y del corazón a corazón pero también la impotencia de saber que en 2 meses 10 personas no cambiamos el mundo, que realmente vas a ESTAR, para volver y tratar de hacer en tu círculo personal.

WhatsApp Image 2018-10-14 at 23.58.13 Para mí Paraguay ha sido redescubrirme más yo que nunca, reconectar con mi centro, encontrarme con personas que llevo en el corazón y querer mucho. Querer desde lo pequeño y lo profundo, querer sin condiciones y con el corazón abierto.
Es tiempo de ordenar emociones y de dar gracias:
Gracias a aquellos con los que apenas he compartido, pero que han aportado.
Gracias a los docentes con los que me he cruzado, por enseñarme lo importante que es la educación (para crecer hay que aprender).
Gracias a los niños de San Isidro, Las Mercedes, Escuelita Madre Celia y Barrio de Lima, por vuestras risas, ganas de compartir, por enseñarme más de lo que yo habré podido explicar, por vuestros sueños y ganas de vivir.
Gracias a los jóvenes por hacernos sentir en casa a todos los voluntarios, por vuestra dedicación y compromiso con los niños. Gracias por las risas y los sueños compartidos.
Gracias a mi comunidad, por partir de un mismo centro para que todo fluya, por decir que sí a esta aventura, por ser ya parte de mi familia. Por todo lo compartido y porque esto es solo el comienzo.
Y gracias al Señor, porque esto solo podía ser cosa suya, por romperme los esquemas y enseñarme a querer, mucho y a poner a los demás primero.
Es tiempo de encontrarse y poner palabras a todos los encuentros que me ha regalado Ayolas, tiempo de comprometerse y redescubrir mi realidad y tiempo de acoger lo vivido.

Cristina Alcaide, voluntaria en Ayolas en 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s