2ª CRÓNICA DESDE AYOLAS

15 de julio

Mientras un grupo de españoles y argentinas acudía a la Infancia Misionera en las Mil Viviendas (un barrio de Ayolas en el que asentaron los obreros que trabajaron en la construcción de la presa de Yacyreta), y en la escuelita, otros comenzaron a pintar el muro de la escuela Madre Celia y el del salón de Marcelo Spínola.

Por la tarde nos acercamos a Yacyreta, la represa paraguayo-argentina: visitamos el museo histórico-ambiental de la zona y la impresionante obra de ingeniería, para la obtención de energía eléctrica. Esta presa situada en el río Paraná, genera energía al 50% tanto a Argentina como a Paraguay, aunque éste último vende gran parte a Argentina. Una obra realizada “teniendo en cuenta” la conservación del medio: cotos de caza, recolocación de fauna y habitantes, ascensores para que los peces puedan remontar el río, una esclusa para barcos… Según se mire, una obra grandiosa o desastrosa para el medio. 

16 de julio

Una mañana fría, muy fría en Ayolas, y parece que va a más.  El invierno frío paraguayo es transitorio; mientras que durante estos días hacía una temperatura muy agradable, incluso calor, nada que ver con las temperaturas que tenemos en España en invierno, han comenzado las jornadas en las que el frío es difícil de soportar. Con térmicas, forros polares y sacos de dormir vamos a hacer todo lo posible para soportarlo.

Esta tarde noche hemos celebrado una cena de despedida con las voluntarias argentinas, ya que retornan pronto a su país. Hemos disfrutado mucho con la elaboración de la decoración y preparación del salón, la cena, la música y el baile. Una fiesta paraguaya-hispana-argentina con sabor Spínola.

 17 de julio

Continúa el frío intenso y aunque hemos venido preparados, la casa es una nevera. Con la ropa térmica y los sacos y mantas hemos podido dormir tras continuar con nuestra actividad en los barrios de San Rafael y San Isidro.

Terminamos el día rezando juntos en nuestra capilla (cada vez es más cálido el lugar) junto a las argentinas. Ha sido una riqueza conocer a cada uno de los miembros del grupo de Argentina y construir un mundo mejor en Comunidad.

18 de julio

Continuamos con el apoyo en los barrios, ya solo con una presencia mínima de argentinas.

Debido a que a los argentinos les resulta mucho más barato venir a comprar a Paraguay y que estas dos semanas han sido de vacaciones escolares, el primer grupo de argentinas que viajaba de noche ha tenido dificultades para cruzar la frontera y no ha podido llegar al colectivo que tenían contratado, por lo que Dani y Noni están preocupadas hasta que todo se ha solucionado y han podido tomar otro colectivo distinto para regresar a casa.

19 de julio

Poco a poco los niños y niñas más tímidos del apoyo se van abriendo y cogiendo confianza con nosotros. Aunque los medios que disponemos son escasos, las hermanas nos han ofrecido todo lo que disponen en cuanto a mesas, sillas y material escolar para que podamos trabajar mejor.

Estos dos días han sido de tránsito ya que mañana viajamos a Asunción y hasta el martes que viene no tenemos que organizar de nuevo el apoyo debido al comienzo de las escuelas y a estar ya solo nosotros.

20 de julio

Hoy día de viaje a Asunción. Mañana celebramos el día de Santa Ana por adelantado, ya que la hermana Lola viaja a España al día siguiente. 132 años ya desde la fundación de la Congregación, 132 años de familia Spínola.

Después de 7 h de viaje para unos 300 km, con paradas continuas para subir y bajar personas, gente en el pasillo viajando de pie encima de ti y venta de comida durante el trayecto, hemos llegado de nuevo a Asunción. Al llegar nos hemos reencontrado con el otro grupo de voluntarios españoles, y ha sido una alegría enorme el compartir vivencias, anécdotas e incluso las clases de apoyo, en las que hemos sido invitados a colaborar.

21 de julio

La tarde del 21 la hemos dedicado a preparar la fiesta de Santa Ana por grupos de tarea. Mientras unos decoraban la sala, otros preparaban juegos y bailes y otros cocinábamos tortillas de patatas.

Más tarde, han ido llegando algunos invitados amigos de las hermanas y todos juntos hemos comenzado con una oración previa a la cena. Tras ella, la tómbola con los desprendimientos de cada uno, y para finalizar bailes de todo tipo: sevillanas, pasodobles y otros típicos paraguayos.

No olvidaremos las sevillanas bailadas por la hermana Lola.

22 de julio

Mientras por la mañana colaborábamos con las clases de apoyo en Asunción, los acompañantes (Rocío y Pablo) han ido con la hermana Susana al centro a cambiar divisas de los respectivos grupos, y a realizar diferentes compras.

Por la tarde nos hemos reunido el grupo de Ayolas para organizar nuestra vuelta una vez que las argentinas han marchado y somos menos manos para trabajar. Son muy buenas estas reuniones pues nos ayudan a compactar el grupo, y a conocer las diferentes opiniones respecto a nuestra vida y funcionamiento en Comunidad.

Esta madrugada saldremos hacia las cataratas de Iguazú, por lo que repartiremos las horas de sueño entre la cama y el colectivo.

23 de julio

Hoy llegamos, tras un largo viaje en el que cruzamos la frontera brasileña, a las cataratas de Iguazú, una de las siete maravillas naturales del mundo. A pesar de la cantidad de personas que las visitan hemos presenciado múltiples cataratas en un entorno de naturaleza inigualable. EL arcoíris que se forma entre ellas y los ojos del espectador es sencillamente único.

Que ración de Creación nos hemos dado…

Tras pasar toda la mañana visitando este precioso entorno, hemos comido de bocatas (con el permiso de los coatís, pequeños animales deseosos de robar la comida a cualquier turista despistado) y regresamos hacia Asunción. Llegamos muy cansados pero felices por las bellas estampas que hemos presenciado.

Y muy contentos de haber podido estar con el otro grupo de voluntariado compartiendo estos días.

24 de julio

Otro día de viaje. Más de siete horas hasta Ayolas. En dos días, 24 h dedicadas a desplazamientos. Y a recuperar fuerzas para comenzar la semana con energías renovadas.

Por la tarde todavía nos dio tiempo a tener un rato de diálogo en comunidad para replantearnos la misión-oración-vida comunitaria para que nos haga el mejor bien posible a todos, mayores y pequeños.

25 de julio

Hoy, con la nueva organización, hemos estado en San Rafael, mañana y tarde. Tiempo para operaciones matemáticas, resolver problemas, practicar con la escritura o simplemente pintar y dibujar; y también tiempo para ir con algunos (los más mayores) a la cancha a jugar un partido.

Algunos, muchos, niños necesitan una atención especial que no han recibido nunca, tanto académica como afectiva: tú puedes, no importa que no lo sepas, vamos a aprenderlo, lo has conseguido, ¡bien!, ¡choca!, una sonrisa, muchas sonrisas, un abrazo, un beso…

26 de julio

Hoy es día de Santa Ana.

Por la mañana y por la tarde hemos estado con los niños del barrio Lima (el de la escuelita). Mucho más cómodo porque no tenemos que desplazarnos. A San Isidro vamos y regresamos andando sobre caminos empedrados (cómo lo notan nuestros pies a pesar del buen calzado que llevamos), y a San Rafael siempre la hermana Máxima hace lo posible para llevarnos y recogernos en la camioneta.

Aunque ya lo celebramos en Asunción, las hermanas nos han preparado una comida extraordinaria. Un asado de pollo, chancho (cerdo) y costillas de vaca. La hermana Jose se desvive para que comamos bien, rico y abundante. Es toda una Master Chef.

Y para terminar el día hemos rezado con las hermanas en su capilla. Dios está encendiendo velas en la noche… Spínola sabe a… Ahora ya son muchos que buscan seguirte… Spínola tiene sueños y tiene historia…

27 de julio

Regresamos a San Isidro. Hay niños que no van a la escuela. Cuántas heridas en brazos y cabeza por bichos y hongos, todo por falta de higiene y desatención en la familia.

28 de julio

Esta mañana no han venido niños al apoyo en San Rafael. Hemos aprovechado mejor el tiempo para preparar la casa para la venida este fin de semana del grupo de Asunción.

En estas dos semanas hemos madurado en la misión, oración y experiencia de Comunidad.

 Gracias a nuestras manos hemos abrazado, llevado de la mano, dado palmas, ayudado a hacer trazos, contado…

Gracias a nuestros pies hemos llegado a San Isidro y a San Rafael, nos hemos acercado a sus casas, a su día a día…

Gracias a la vista hemos percibido toda la belleza que nos rodea (los ojos de los niños, las mariposas, los prados, las vacas y los caballos…) y lo que no es (la basura, las condiciones en las que viven los niños en su casa, las heriditas en su cuerpo, la suciedad…).

Gracias al gusto estamos probando nuevos sabores.

Gracias al tacto acariciamos, abrazamos, consolamos…

Gracias al olfato descubrimos los olores de este país…

Siempre con la confianza puesta en el Señor, y en intentar tratar de igual manera a sus preferidos: los más débiles e indefensos.

Y todo junto a la Comunidad, que acompaña, anima y supera juntos sus momentos de crisis. Caminamos acercándonos al otro, queriéndole cada vez más.

Anuncios

Un comentario en “2ª CRÓNICA DESDE AYOLAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s